Códigos de conducta docente

Un código de conducta es un conjunto de pautas recogidas por escrito, elaboradas por las autoridades públicas u organizaciones profesionales, que detallan las normas o los valores éticos reconocidos y las normas de conducta que deben cumplir las/los profesionales.

En particular, esos códigos pretenden mejorar el compromiso, la dedicación y el grado de eficacia del servicio prestado por los integrantes de la profesión docente, y proporcionar unas pautas de autodisciplina estableciendo normas de conducta profesional.

En un número cada vez mayor de países se están desarrollando códigos, ya sea por un organismo autónomo, como en Hong Kong, o a través de las propias organizaciones docentes, como en la provincia de Ontario, Canadá. Las investigaciones han demostrado que los códigos docentes pueden ser un instrumento efectivo para promover la ética en la educación. Sin embargo, su implementación a veces resulta difícil debido a – entre otras variables – un acceso limitado, contenido ambiguo y una formación docente inadecuada, tal y como lo demuestran las investigaciones realizadas por el IIPE en el sur de Asia (acceda a la publicación - en inglés).

Para ayudar a los países en el diseño y la implementación de los códigos docentes, el IIPE ha desarrollado directrices en las que se describe paso a paso la elaboración de un código.

Consulte ejemplos de códigos tomados de 76 países de todo el mundo, haciendo clic en el siguiente mapa :

test

 

Al desplazar el cursor sobre los países que aparecen en verde en el mapa, accederá a las descripciones emergentes que indican, para cada país, el nombre del código, su fecha de implementación, y el enlace para descargarlo. También puede acceder a estos códigos haciendo clic directamente en los nombres de los países que aparecen a continuación.

CC = Código de Conducta

CE = Código de Ética

CP = Código Profesional

Manténgase informado

Suscríbase al Boletín ETICO

Envíe su contenido

Ayúdenos a aumentar nuestra biblioteca compartiendo su contenido sobre la corrupción en la educación