Códigos de conducta del profesor

Un código de conducta es un conjunto de pautas recogidas por escrito, elaboradas por las autoridades públicas u organizaciones profesionales, que detallan las normas éticas reconocidas (o los valores) y las normas profesionales de conducta a las que todos los miembros de una profesión se deben adherir.

En particular, dichos códigos van dirigidos a mejorar el compromiso, la dedicación y el grado de eficiencia del servicio prestado por los miembros de la profesión docente, y proporcionar unas pautas de autodisciplina estableciendo normas de conducta profesional.

Dichos códigos se están desarrollando en un número cada vez mayor de países (véase el mapa), bien por un cuerpo autónomo, como en Hong Kong, o a través de las propias organizaciones de docentes, como en la provincia de Ontario, en Canadá. Las investigaciones han demostrado que los códigos de docentes pueden ser un instrumento efectivo para promover la ética en la educación. Sin embargo, su implementación a veces resulta difícil debido a – entre otras variables – un acceso limitado, contenido ambiguo y una formación del profesorado inadecuada, tal y como muestran las labores de investigación realizadas por el IIPE en el sur de Asia (acceda a la publicación - EN).
Acceda a ejemplos de códigos ubicados en 76 países diferentes en todo el mundo, haciendo clic en el siguiente mapa:

Para ayudar a los países en el diseño e implementación de sus códigos de docentes, el IIPE ha desarrollado líneas directrices, donde se describe paso a paso la elaboración de un código:

  1. Definir qué es un código de conducta
  2. Formular el contenido del código
  3. Desarrollar el código
  4. Adoptar el código
  5. Difundir y promover el código
  6. Implementar el código con efectividad
  7. Denunciar y sancionar una mala conducta
  8. Revisar el código y evaluar su impacto